Avisar de contenido inadecuado

Formación bíblica del docente de educación religiosa.

{
}

Consulta de un cibernauta: “Por favor ¿me pueden  ayudar en mi trabajo de Tesis? Específicamente en la formulación del problema:¿COMO INFLUYE LA FORMACIÓN BÍBLICA DEL DOCENTE EN EL PROCESO DE ENSEÑANZA - APRENDIZAJE EN EL ÁREA DE EDUCACIÓN RELIGIOSA EN LOS ALUMNOS DE PRIMERO DE SECUNDARIA?; ¿ Qué es formación bíblica?; pasos para la formación bíblica; características de la formación bíblica; importancia de la formación bíblica en la formación integral del docente; todo lo que se trata del Docente; importancia de la formación bíblica del docente en el proceso de enseñanza aprendizaje. Gracias que Dios les Bendiga espero su ayuda.”

Respuesta:

Estimada hermana: Creo que en primer lugar usted debería tener en cuenta cuáles son los propósitos de la Educación Religiosa en los alumnos de Primero de Secundaria. Hacia el logro de esos propósitos es que tendrá que encaminarse la formación de un docente en tal área. De seguro que los objetivos, tanto en términos de conocimiento y reflexión (pensamiento), cambios de actitud del alumno (emocionalidad), como práctica de las virtudes cristianas (acción) que se quiere lograr en él, determinarán las competencias deseables en un docente.

Perfil del maestro de Religión.

Como desconocemos el Programa de Religión que ustedes utilizan en su país, comparto con usted cuales son, a nuestro juicio, las características deseables en un maestro de Religión:

  1. Auténtica fe cristiana y compromiso con una Iglesia de la localidad.
  2. Amor y respeto por sus alumnos, sin importar condición social, moral o religiosa.
  3. Amplio conocimiento y manejo de la Sagrada Escritura en el aula y en las diversas circunstancias de la vida.
  4. Conducta coherente con los valores y virtudes destacados por la Biblia.
  5. Adecuado manejo de los medios audiovisuales y tecnológicos disponibles para la enseñanza de la Religión.
  6. Comprensión del desarrollo bío-psico-social del niño y adolescente.
  7. Enfoque de su labor con un sentido de misión evangelizadora y educativa.

En cuánto a los conceptos sobre los que usted consulta, aquí va nuestra opinión. Tenga en cuenta que sólo es un punto de vista, el cual usted debe cotejar con profesores especializados y con autores.

Definición de formación bíblica.

Formación bíblica es la capacitación en el manejo, la comprensión y la interpretación adecuada de los contenidos de la Sagrada Escritura, cuyo propósito es el desarrollo integral del discípulo, la formación de las virtudes de Jesucristo y la capacitación para transmitir el mensaje del Evangelio a su entorno.

 Pasos para una formación bíblica.

1)     Adquisición de una fe sincera en la Biblia como la Palabra de Dios. Es imprescindible que el maestro de Religión sea un auténtico cristiano convertido a Jesucristo; que ame a Dios, Su Palabra y se esfuerce en vivir el Evangelio.

2)     Conocimientos generales acerca de los orígenes de la Biblia, su Autor y escritores. Diversos géneros literarios en que está escrita (Historia, Poesía, Profecía, Epístolas, etc.)

3)     Conocimiento acerca del contexto cultural, histórico y social en que se desarrolla la formación del Texto.

4)     Conocimiento del esqueleto o estructura de la Biblia, propósitos de cada libro, versos clave, personajes principales.

5)     Visión del plan general de Dios para la salvación de la Humanidad.

6)     Adquisición y desarrollo de disciplinas espirituales básicas: oración personal y comunitaria; reflexión diaria de las Escrituras y su aplicación a la vida personal.

7)     Conocimiento y valoración del dogma cristiano fundamental (cuerpo de doctrinas comunes a todos los cristianos: Trinidad, obra de Jesucristo en la cruz (salvación, sustitución, justificación, santificación y redención), Salvación por fe, la Iglesia Cuerpo de Cristo, etc.

8)     Conocimiento de las diversas doctrinas cristianas (interpretaciones teológicas particulares) y valoración y defensa de la doctrina de la Iglesia en la que sirve.

Características de la formación bíblica.

La óptima formación bíblica de todo cristiano, y por excelencia del docente de Religión, debe abarcar, a nuestro juicio, los siguientes aspectos:

a)     Apoyo personal por personas maduras en la fe, consejería y orientación en aspectos personales que dicen relación con la praxis del Evangelio.

b)     Motivación, incentivo y habilitación de tiempos de oración, adoración y reflexión bíblica, paralelos a la formación teórica.

c)      Capacitación bíblica, por maestros acreditados, en los siguientes aspectos: Biblia, Antiguo Testamento, Nuevo Testamento, Hermenéutica (estudio e interpretación de la Biblia), Doctrina Bíblica, Apologética (Defensa de la fe cristiana), Discipulado (formación y acompañamiento de discípulos cristianos), Soteriología (Doctrina de la Salvación), Escatología (Estudio de los últimos tiempos), Neumatología (Doctrina del Espíritu Santo), Angeología (estudio de los ángeles), Historia y Geografía Bíblica, Consejería (Arte de aconsejar bíblicamente), Eclesiología (Estudio de la Iglesia).

Importancia de la formación bíblica en la formación integral del docente.

La formación bíblica, entendida como un cúmulo de conocimientos y técnicas de interpretación bíblica; valoraciones y principios del Libro Sagrado; y de acciones y vivencias personales que avalan la fe auténtica del maestro de Religión, es de vital importancia en la formación integral del docente, ya que lo habilita para modelar y orientar a los educandos en la adquisición de la fe y los valores y virtudes cristianas. En otras palabras, la correcta formación bíblica posibilita la formación de cristianos a la manera que el Maestro Jesucristo lo hizo con sus discípulos.

Lo necesario para el Docente.

Para que un profesor de Religión pueda desarrollar eficazmente su labor docente, es preciso que adquiera, además de los contenidos propios de la especialidad, los siguientes conocimientos y habilidades:

  1. Psicología Evolutiva del niño y del adolescente.
  2. Desarrollo bío-psico-social evolutivo del ser humano.
  3. Metodologías Pedagógicas para una enseñanza activa, participativa, motivadora y reflexiva. 
  4. Utilización de Medios Didácticos y Audiovisuales.
  5. Sociología y fenómenos sociales contemporáneos (tribus urbanas, drogadicción, diversidad sexual, etc.)
  6. Filosofía comparada con la Palabra de Dios.
  7. Inclusión de personas con discapacidad (ciegos, sordos, discapacitados físicos, intelectuales, etc.) en el aula, sus habilidades remanentes y sistemas de comunicación (Braille, Lengua de Señas, otros)
  8. Elementos básicos de Informática y uso de la Internet.

Importancia de la formación bíblica del docente en el proceso de enseñanza aprendizaje.

Una buena formación bíblica permitirá al docente:

-          Responder adecuadamente a las inquietudes y dudas de carácter espiritual, teológico y bíblico que planteen los alumnos.

-          Encauzar con mayor facilidad en el camino de la fe al educando.

-          Tener una visión amplia y un criterio no sesgado por sus propias creencias para aceptar las distintas visiones religiosas de los educandos y sus las familias.

-          Comprender las razones que mueven a los niños y jóvenes a tener actitudes rebeldes o agresivas, como conductas disruptivas.

-          Ser capaz de establecer con el alumno una comunicación basada en la comprensión y el amor genuino, más que en la imposición de autoridad.

-          Acoger a sus alumnos como verdaderos “discípulos”.

-          Utilizar medios y métodos motivadores para el alumno actual, tan en contacto con un mundo audiovisual e informático.

Esperando que estas ideas le sean de utilidad en el planteamiento inicial de su Tesis, le saluda atentamente,

Pastor Iván Tapia

{
}
{
}

Deja tu comentario Formación bíblica del docente de educación religiosa.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre